martes, 15 de mayo de 2012

“La logística y el coche de avituallamiento”

Han sido catorce etapas, un total de 1.701 Km de carretera y algunas veces camino y algún que otro campo recorridos a una media de 49 Km/hora y con un consumo medio de 6,5 litros cada cien Km. Son datos que a primera vista no tienen importancia frente al esfuerzo realizado por los ciclistas, pero,……….. todo tiene su importancia en una aventura de estas características; la comprobación de toda la logística para la salida, el desayuno, el avituallamiento en ruta, el apoyo logístico y mecánico, la búsqueda para donde dormir, donde cenar, donde encontrar recambios, etc. todo un mundo que algunos hemos ido descubriendo al mismo tiempo que aprendíamos de ciclismo en MTB, de nutrición y de bicicletas.

Han sido catorce días de conocimiento de uno mismo, de las cuatro personas que han pedaleado, de los pueblos y las ciudades por los que hemos visitado, de aquellos lugares de la España profunda que nos han acogido y de los que hemos, simplemente, pasado (obligados por la etapa), todo un mundo que nos ha llevado a hostales, hoteles, albergues y casas particulares a pernoctar y de los cuales se hará debida nota y crítica constructiva para el conocimiento del que aprovechando este bloc quiera recorrer el Camino de Santiago por la Ruta de Llevant.

Una de las cosas que sigue sorprendiéndome en los años en que estamos, es sin lugar a dudas, la España profunda,….. esas calles con placas a los “caídos por Dios i por España”, esas plazas al “Caudillo”, etc., sobre todo en la Comunidad donde habitó y gobernó el Sr. Bono (socialista) que no duda en recordarnos a algunas comunidades que la Constitución “es la Biblia” y hay que acatarla y cumplirla, olvidándose del artículo 16, apartado 2, una lástima que sorprende. De todas maneras,…. los caminos, los pueblos, las ciudades y sus gentes, más allá de políticos incompetentes,….. son cojonudas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada